Cerdeña

domingo, 10 de octubre de 2010

Viaje a Los Pirineos, realizado en julio 2008.


(km. recorridos: 5.265)

Esta vez nos habíamos decidido por recorrer los Pirineos (tanto franceses como españoles) de Norte a Sur. En sí, la idea ya nos venía rondando desde hace unos años, pues siempre que salíamos de España lo hacíamos a través de un puerto diferente y con el mismo comentario "-Un año de estos tenemos que dedicar más tiempo a los Pirineos...".

Primer viaje con la LT y primer viaje en moto con tanta compañía (Oscar -que se nos unió los últimos días- Iñigo y  Sonia, Eloy y Susana).

Eloy y Susana
Oscar

Iñigo y Sonia
Nemesio y Beatriz
.........................................
1ª Etapa: A Coruña-Logroño (649 km)
 
Nuestro amanecer era en A Coruña, tras una noche de rayos, truenos y lluvia, prometiendo mojadura al menos hasta salir de Galicia. Iñigo y Sonia salían de Baiona (Pontevedra) en las mismas condiciones y EloyRT y Susana de Valencia con mejor tiempo. El encuentro con Iñigo y Sonia fue en Villalón de Campos para comer algo ligero y seguir camino hasta Sto. Domingo de la Calzada

Villalón de Campos
Esa noche la pasamos en Logroño, no sin antes salir de tapas por la calle Laurel con Fernando y Chelo, compañeros del foro bmwmotos.com (muchas gracias de nuevo, chicos).

Como curiosidad antes de continuar, el cuento del gallo de Sto. Domingo de la Calzada:

"Cuenta la tradición que entre los muchos peregrinos compostelanos que hacen alto en esta ciudad para venerar las reliquias de Santo Domingo de la Calzada, llegó aquí un matrimonio alemán con su hijo de dieciocho años llamado Hugonell, procedente de Ad Sanctos (Xanten en la diócesis de Münster, pero hasta 1821 del Arzobispado de Colonia).

La chica del mesón donde se hospedaron se enamoró del joven Hugonell, pero ante la indiferencia del muchacho, decidió vengarse. Metió una copa de plata en el equipaje del joven y cuando los peregrinos siguieron su camino, la muchacha denuncio el robo al Corregidor.

Las leyes de entonces (Fuero de Alfonso X el Sabio) castigaban con pena de muerte el delito de hurto y una vez fue prendido y juzgado, el inocente peregrino fue ahorcado.

Al salir sus padres camino de Santiago de Compostela, fueron a ver a su hijo ahorcado y, cuando llegaron al lugar donde se encontraba, escucharon la voz del hijo que les anunciaba que Santo Domingo de la Calzada le había conservado la vida. Fueron inmediatamente a casa del Corregidor de la Ciudad y le contaron el prodigio.

Incrédulo el Corregidor contestó que su hijo estaba tan vivo como el gallo y la gallina que él se disponía a comer.

En ese preciso instante el gallo y la gallina saltando del plato se pusieron a cantar.

Y desde entonces se dicen los famosos versos:

SANTO DOMINGO DE LA CALZADA
DONDE CANTO LA GALLINA DESPUÉS DE ASADA"

....................................

2ª etapa: Logroño-Isaba (251 
km)
 
Quedamos a primera hora con Fernando y Chelo para tomar dirección Olite y visitar su Palacio Real, uno de los conjuntos histórico-artísticos más importantes de Navarra y en su día uno de los palacios más lujosos de Europa.



Tras este impresionante palacio, la siguiente parada sería para comer en Sos del Rey Católico (pueblo situado en un cerro elevado sobre los campos zaragozanos, declarado conjunto histórico artístico y bien de interés cultural), paseando luego por sus calles empedradas y estrechas dejándonos llevar por la pereza


Cuando al fin decidimos arrancar, nos dirigimos hacia el Castillo de Javier. Este castillo nació como torre de señales y vigilancia entre los siglos X y XI, para posteriormente crecer gracias a un generoso algibe de agua. En 1516, el Cardenal Cisneros ordenó su destrucción y en 1892 y 1952 se realizaron obras de restauración a las que debe su actual aspecto (no dejéis de fijaros en la desproporción entre la fachada de la iglesia y el resto del castillo):



Aquí nos despedimos de Fernando y Chelo hasta la próxima, continuando hacia Isaba por la N178, pasando por Lumbier, la Hoz de Arbayún, Puerto de Iso, Navascués, Burgui, y entrar de lleno en el Valle del Roncal... a través de una carretera con estupendo firme y agradables curvas.
Esa noche nos alojábamos en dos hostales de Isaba:


- Hostal Onki Xin (Simon llegó de Inglaterra y se quedó, ahora con la moto en reposo y promete volver a ella cuando sus niños sean mayores; deliciosos bizcochos caseros para desayunar) Hostal Onki Xin

- Hostal Lola (lugar de nuestras exquisitas cenas, imperdonable no probar sus platos): Hostal Lola
...................................
3ª etapa: Isaba-Isaba (238 km)
 
Tras el desayuno, tomamos dirección Norte hacia Uztárroz por la N-140. Ya desde el principio, a lo largo del Barranco de Uztárroz intuímos que nos esperaba una bonita ruta, entre sombra y verde. Nada de tráfico (una constante en buena parte del viaje, las carreteras "casi" en exclusividad para nosotros ) mientras íbamos subiendo hacia el Portillo de Lazar para tomar luego dirección al Puerto de Larrau por la NA-2011


Al llegar no había nadie, silencio roto sólo por unos cencerros lejanos que nos indicaban la presencia de vacas y aire fresco para llenar nuestros pulmones. Sólo un par de coches pasaron en el rato que estuvimos allí.
 

Seguimos camino, entrando en Francia por el Col d´Erroymendi hasta Larrau por la D-26 (misma carretera, distinto nombre).

En Larrau tomamos la D-19 hacia el Col de Bagargui dirección Chalet y luego la D-18 hacia St. Jean Pied de Port. Carreteras estupendas y poco concurridas, pasando el Col de Burdincurutcheta y el Col d´Haltza
En St. Jean le Vieux empezamos a ver más tráfico y al llegar a St Jean Pied de Port nos encontramos con uno de los atascos típicos de hora punta y día de mercado. El pueblo, como siempre precioso y bullicioso, mezcla de viajeros y nacionalidades.  


 
Allí tomamos algo fresco y dimos un paseo por el pueblo, haciendo tiempo para encontrarnos con Rioja, Zata y sus copilotas, del foro bmwmotos.com, que se dirigían hacia los Alpes. Fue un encuentro breve pero aun así da gusto poner cara a los nicks del foro.


Después de St. Jean, nos dirigimos de nuevo hacia la frontera para cruzar por Roncesvalles, comer y bajar hacia Burguete, tomar la NA-172 a la altura del camping, dirección Nagore, pasar Zandueta y tomar la NA-2040 dirección Oroz Betelu, Olaldea; enlazamos con la NA-140 dirección Aribe, luego dirección Orbaiceta por la NA-203. Desde allí cogimos la pista encementada que atraviesa parte de la Selva de Irati hasta el Pantano de Irabia. Una vez en el pantano, decidimos emprender una de las caminatas indicadas en los paneles informativos
Como habíamos quedado con Varanassi y Jacobs,  para hacer algo de ruta conjunta, nos extrañaba que no hubiesen llamado y comprobamos los móviles... ¡sin cobertura!... en ningún rincón. Decidimos adelantarnos Nemesio y yo para llamarles tan pronto pudiésemos y no fue hasta Orbaiceta (vuelta por el mismo camino que habíamos ido) que pudimos contactar con ellos y quedar para tomar algo en Ochagavía, a donde llegamos con la caída del sol, tras una ruta preciosa por Abaurrea Alta, Abaurrea Baja, Jaurrieta (NA-140), Ezcaróz. 

.......................................................

4ª etapa: Isaba-Isaba (323 km)
 
Con la idea de atravesar a Francia por el Col de la Pierre de St. Martin, hacia allí nos dirigimos disfrutando de los campos del Valle del Roncal y de una mañana maravillosa para rutear
 
Continuamos la ascensión para de repente encontrarnos con la carretera cortada; he aquí la conversación con el amable encargado de no dejar pasar a la gente:
" - Lo siento, chicos, pero la carretera está cortada por obras y no podéis pasar.
- Vaya, pues tendremos que cambiar los planes del día de hoy. El caso es que pasado mañana teníamos que cruzar este puerto para continuar viaje hacia Francia...
 - Bueno, podéis ir por el Puerto de Larrau o también cruzar a las horas en que se abre este paso, de 9:30 a 10:00 de la mañana y de 13:00 a 13:30 del mediodía.
- Perfecto, aquí estaremos a las 9:30 pasado mañana. Muchas gracias."

Dimos la media vuelta y modificamos toda la ruta de esa jornada, con la alegría de saber que podríamos pasar a los dos días y sin arrepentirnos de la subida, ya que mereció la pena sólo por las vistas que disfrutamos allí arriba.
 


Nos encaminamos hacia Garde, por la NA-176  desviándonos al llegar al cruce con la HU-V-2021 hacia Fago, carretera con muchas curvas, sin tráfico, con gravilla, piedrecitas... y un par de ciclistas a los que Eloy casi se come cuando aparecieron en una curva ocupando toda la calzada (menudo susto y qué aspavientos les dirigió Eloy).

Siguiendo toda esta carretera con bastante prudencia (aunque a buen ritmo) llegamos a la N-240 y tomamos dirección Puente la Reina para tomar el desvío hacia Sta. Cruz de la Serós por la A-1603. En este cuidado pueblo paramos para tomar algo fresco y pasear un rato por sus calles. Así admiramos las típicas chimeneas con sus "espantabrujas" y visitamos su monumento más importante, el monasterio de Santa María, fundado por Ramiro I de Aragón hacia el año 1060 y destinado originalmente como cenobio femenino reservado a las propias hijas del rey y de la alta nobleza aragonesa

No podía faltar una consumición en esta terraza maravillosamente situada: 
Tras el descanso, nos dirigimos a Jaca donde comimos como marqueses un surtido de tapas deliciosas en la famosa Tasca de Ana (como véis, estuvimos hasta que nos echaron)

Después, un paseo por su mercado medieval alrededor de la catedral (considerada uno de los monumentos más importantes del arte románico español). Continuamos luego la ruta hacia Sabiñánigo, Biescas... para enlazar con la N-260 que nos llevaría a Broto y Torla, con una carretera de curvas excelente (ahí sí había tráfico) por la que es necesario volver ya que se acaba poco después de Torla y a las puertas del Parque de Ordesa y Monte Perdido


La vuelta fue por la misma carretera y con la puesta de sol ante nosotros (impresionante por la sensación de formar parte del paisaje, en medio de una gran recta inundada de color, con los Pirineos a nuestra derecha)  para al llegar a la altura del Pantano de Yesa tomar el desvío hacia el Valle del Roncal por Sigüés, Salvatierra de Escá, Burgui, Roncal e Isaba.
De nuevo cena en La Lola y paseo nocturno para hacer la digestión.
..................................

5ª etapa: Isaba-Isaba (351 km)
 
Acompañando al río Esca nos dirigimos hacia el Pantano de Yesa para recorrer su orilla Norte hasta las puertas del pueblo que le da nombre. Media vuelta con calma y disfrutando de un paisaje curioso por el color de sus aguas, donde decidimos hacer un "sol y sombra"



Continuamos de nuevo por la N-240,  para desviarnos hacia la Sierra de San Juan de la Peña (A-1603) y visitar su conocido Monasterio. 


En realidad, existen dos monasterios: el antiguo, fundado en el s. IX y que albergó en su día el Santo Grial, conocido igualmente por ser el primer monasterio que introdujo en España la misa latina y el nuevo, construído montaña arriba tras un incendio en el s. XVII en el que fue abandonado el antiguo y la comunidad trasladada; este último fue saqueado por las tropas de Napoleón y sólo se conserva la fachada barroca (el resto está reformado de forma bastante moderna)
En el monasterio viejo se encuentran las tumbas de los primeros reyes aragoneses y fue construído a partir de una cripta excavada en la roca; sólo se ve una parte del edificio, al estar derruído el resto. Altamente recomendable, no defrauda. 


Atención: al menos en verano, sólo está permitido aparcar unos metros antes de llegar o en el monasterio de arriba y coger un autobús que hace recorridos constantes de uno a otro (cuidado con este autobús en las curvas, se conoce el camino y aparece de repente sin que os lo esperéis).

Después de esta visita, continamos camino por la A-1603 (carretera comarcal con buenas vistas y firme bastante bueno, algo de gravilla) hacia Bernués, para tomar la A-1205 dirección Izarbe y Anzánigo, donde paramos a comer en el Camping Motero de Anzánigo, un lugar curioso y muy agradable  Camping de Anzánigo


Mientras Eloy y Susana visitaban el concesionario de Lleida para cambiar una rueda de su moto, nosotros seguimos bordeando el río Gállego hacia los Mallos de Riglos Información Mallos de Riglos
 


Nos dirigimos luego por la A-132 hacia Huesca, de la que destaca sobre todo la Plaza de la Catedral y del Ayuntamiento


Y vuelta hacia Sabiñánigo por el Pto. de Monrepós (tanto en la subida como en la bajada el firme es especial, agarra muy bien y frena la moto), para continuar hacia Jaca, Puente la Reina y dirigirnos ya con el sol escondido hacia Isaba por el Valle de Hecho (espectacular, frondoso y desde Hecho hasta Ansó con bastante gravilla )

Última noche en Isaba, al día siguiente saldríamos hacia la (bautizada por nosotros mismos) "Ruta de los Coles**"  

**En francés, la palabra Col es sinónimo de Port en lo que a montañas se refiere (puerto).
.......................................
6ª etapa: Isaba-Peyragudes (313 km)

La cita mañanera, a las 9 para estar en el Col de la Pierre de St Martin a las 9:30 justo cuando abriesen la media hora de rigor (¿recordáis la conversación?). Allí estábamos en punto cuando ya por la cara que puso el chico intuímos algo...

"-Hola, ¿nos recuerdas? 
 -Perfectamente chicos, pero siento deciros que está cerrado y no se va a abrir...
- Pero ¿no nos habías dicho que de 9:30 a 10:00 estaría abierto? 
 -Sí, sí, pero resulta que ayer hubo un accidente con uno de los coches que pasaban y el jefe de obra ha decidido que no pasa nadie 
- Pues nos hacéis la puñeta, porque anteayer nos dijiste que sí y ahora resulta que no...
 -Ya, si me acuerdo de vosotros, pero son órdenes debido al accidente...
Varias protestas por nuestra parte para intentar convencerlo, pero no había manera; ya estábamos dando la vuelta cuando de repente vemos venir en el sentido contrario una furgoneta y una autocaravana detrás
-Pero... si está cerrado... ¿quiénes son esos?
 -Son pastores..."

Ahí ya nos cabreamos porque el primero sí, pero los de la autocaravana no tenían mucho aspecto de pastores, que digamos. Acto seguido contestamos que nosotros también éramos "pastores de vacas" (¿cierto, no? ¿a las BMW no les llaman "vacas"?)
Bueno, que no hubo manera y tuvimos que dar media vuelta y entrar en Francia de nuevo por el Puerto de Larrau (una pena, ese prometía). 







Portillo de Lázar, Puerto de Larrau... Tardets, Aramits, Asasp. Arudy, D934 dirección Laruns y subida hacia el Col d´Aubisque y Col du Soulor


 


Todo era digno de fotografiar, de pararse... carretera con buen firme, buenas curvas, alguna retención...



Para continuar después del Col du Soulor (D-918) hacia el Col du Tourmalet -los Col (o Puertos) están todos señalizados y tan pronto bajas de uno, ya encuentras la señal del siguiente-...
Col du Tourmalet


Por todas partes se puede intuír la gran afición al Tour de Francia, tanto por las pintadas  sobre el asfalto, como por el gran número de ciclistas que nos encontramos

Después del Tourmalet, el Col d´Aspin y en la carretera al Col du Peyresourde... llegamos al mejor hotel del viaje (sencillo, vistas maravillosas sobre el valle, tranquilo, cocina suculenta...), regentado por Frédéric y Veronique, "Les Cimes d´Avajan" Hotel Les Cimes d'Avajan. Tuvimos mucha suerte porque les quedaba justo una mesa para la cena de esa noche (probad todos los platos si os llega el tiempo, pero no dejéis de pedir la "garbure avec son confit de canard", especialidad de la casa y un plato típico en la zona francesa de los Pirineos).

............................................

7ª etapa: Peyragudes-Peyragudes (311 km)

Nada más despertar y abrir la ventana
La noche había dejado las motos mojadas y la mañana fresquita. Nos dirigimos a través del Col de Peyresourde hacia el Coll del Portillón, desde el que se divisa parte del Vall d´Aran

Desde allí tomamos la N-230, atravesamos el túnel de Vielha y recorrimos la Noguera Ribagorçana hasta la altura de Les Bordes, donde torcimos a la derecha para visitar el Valle de Isábena. Tras  pasar el pueblo de Bonansa (sí, todos pasamos tarareando la banda sonora de la serie) y el Alto de Bonansa seguimos la A-1605 hacia Roda de Isábena.


Un paisaje más seco, distinta vegetación, alturas menos espectaculares... pero igualmente bonito.

Doy las gracias a un amigo que me habló del pueblo de Roda de Isábena y de su catedral como un tesoro por descubrir, tenía toda la razón  Roda de Isábena. Más información

Claustro


Vistas desde la parte trasera de la Catedral

Justo cuando subíamos y vista la hora, preguntamos al dueño de una tienda de quesos, vinos, recuerdos... dónde comer. Su respuesta fue clara: "-En el pueblo sólo hay dos restaurantes: uno está en el claustro de la Catedral y el otro nada más atravesar el arco que da a la Plaza de la Catedral, si quieren comer más casero no vayan al del claustro."


Nada más atravesar el arco, reservamos para media hora más tarde, callejeamos un poco y una vez sentados a la mesa... mmm... entre los platos que degustamos: estofado de buey, rabo de toro, longaniza de Graus... todo muy bien presentado, abundante y muy bien servido. Después nos dirigimos de nuevo al claustro para bajar un poco la comida y hacer foto de grupo


Y de Roda de Isábena hacia Benabarre, Torres del Obispo (en la N-123), A-139 hacia Graus (sí, el de la longaniza), Coll de Foradada (N-260), Aínsa, Bielsa por la A-138 y llegada al hotel para cenar en el jardín con vino y quesos típicos  (esa mañana habíamos dicho a Frédéric que la cena sería en su restaurante pero ya estaba todo ocupado, así que reservamos sin pensarlo para el día siguiente). 


Como la noche refrescaba y caían unas gotas, hicimos sesión "charla noctura" (faltaban los chupitos) en el salón del hotel y tratando de no molestar a los demás huéspedes (eran las 11 de la noche o un poco antes, pero en Francia la gente se va tempranito a la cama).



.......................................

8ª etapa: Peyragudes-Peyragudes (229 km)


Durante el desayuno compuesto por mermeladas caseras de ciruela, ruibarbo, higo, membrillo..., croissants recién hechos por Frédéric...salimos dispuestos a disfrutar de la excursión que nos recomendaba. Nos dirigimos de nuevo al Col du Peyresourde, que deja hacia el lado izquierdo de su bajada el Vallée du Larboust


 

Al llegar a St-Aventin nos dirigimos hacia el Vallée d´Oueil por la D-51 (aquí el cafecito de media mañana )

Continuamos la subida hacia el Col de Bàles y  además de disfrutar de buenas vistas, interrumpimos el suave rumiar de unas lindas vaquitas que no tenían muchas ganas de dejarnos pasar, así que hubo que echar pie a tierra y pedir permiso...


Ya sabemos que debemos llevar estas fotos encima por si algún encargado de obra en un puerto cualquiera no se cree que somos "pastores de vacas".




Tras la bajada y atravesando el Bosque de Barousse (D-925) nos dirigimos hacia St-Bertrand-de-Comminges, situado en un promontorio que vigila los alrededores discretamente




 ¿Qué ver allí ? Lo primero, es necesario aparcar abajo (aunque nos colamos un poco más y dejamos las motos bajo la sombra de unos árboles al lado de la puerta de acceso; lo segundo, un par de casas del s. XVI y por último la catedral, famosa por sus tallas de madera en el precioso coro y por su claustro

 

Decir que este pueblecito (200 habitantes) tiene su origen en una ciudad fundada en la llanura que se extiende a sus piés por Pompeyo en 72 a.C. y que contaba con dos termas, un teatro y un templo, destruido todo en el año 585.
Aquí comimos unas galettes en una curiosa crepería (por cierto, hablan español con fluidez y el jefe es forofo del Barça).

Después de St-Bertrand nos dirigimos por la D-26 hacia St Paul Aventignan y subimos a lo largo de la D-71 a la estación de Nistos (final de carretera, hay que volver atrás desde ahí); la subida no fue muy agradable debido a los tramos grandes de gravilla recién apisonada (aunque nos partimos de risa por un baile de piernas de Eloy, Iñigo y Sonia señalando las piedrecillas).

La bajada fue por un valle igual de hermoso y tranquilo que los otros, menos accidentado el terreno pero continuando con buenas carreteras locales a través del Vallée d´Aure (esto tras haber consultado al oráculo del TomTom, enfadado por haberlo dejado en la guantera todo el viaje); fue gracias a preguntar a 4 lugareños distintos por la ruta que nos habían recomendado y con 3 opiniones contra 1, pues "al parecer" estaba cortada para gente de fuera y sólo podían pasar los dueños de los campos (siempre nos quedará la duda de si realmente estaba en tan mal estado como nos decían y con tantos agujeros).
 

Una vez en Arreau, dudábamos entre hacer la otra ruta que nos había recomendado Frédéric o volver al hotel y... nos decantamos por... hacer la otra ruta (calculando km., velocidad aprox... estaríamos justo para ducha rápida y cena).

Las ruedas nos llevaron hacia la Reserva Natural de Néouvielle (primero por la D-29 de Arreau a Fabian y luego la D-929 todo hacia arriba, entre el bosque de pinos de Couplan) y hasta la presa de Lac-de-Long a 2161 metros de altitud, no sin pasar antes por el Lac d'Orédon

Lac d'Orédon
Presa de Lac-de-Long
..........................................
9ª etapa: Peyragudes-Belcaire (250 km)
 
Llevábamos días con paisajes de postal pero esa mañana, al despertar y abrir la persiana, corrí a coger la cámara de nuevo porque la vista me parecía maravillosa...


Y acto seguido vuelta a llevar las bolsas a la moto, desayuno estupendo y foto-despedida delante del hotel, para subir a las motos y dirigirnos hacia Bagnères de Luchon, tomar la D-125 hacia St-Béat (llegada allí por la D-44) y emprender de nuevo la subida hacia el Col de Mente, Col de la Clin (D-44), D-85 hacia el Norte y la D-618 que pasa por el Col de Portet d´Aspet. 



El paisaje seguía siendo verde, bosques frondosos salpicados de pequeños pueblecitos típicamente franceses y este día algo más de tráfico al ser domingo.


 

Continuamos por la D-618 hasta Audressein, para coger allí hacia el Sur, dirección Les-Bordes-Sur-Lez donde nos desviamos nuevamente hacia la D-17 hacia el Vallée de Bethmale, una seductora carretera con buenas curvas, verdes pastos que se dejaban ver entre una densa arboleda...

 



Al llegar al Lago de Bethmale decidimos darnos un descanso y bajar de las motos para observar de cerca su belleza   

Continuando por la D-17 pasamos el Col de la Core y paramos a comer en Seix estupendamente (aunque tardaron bastante en servirnos); después y observando de cerca la iglesia de St-Etiénne, este precioso cielo llamó mi atención



En Seix tomamos la D-3 hacia el Vallée d´Ustou y el Col de Latrape; el comentario de Eloy cuando un rato más tarde hicimos una parada "-Todos tranquilos llegando a la parte más alta de la carretera y por arte de magia vemos aparecer un parapente frente a nosotros... impresionante". Y es que un poco más arriba había un campo para lanzarse en parapente, lleno de gente y telas de colores

Nemesio y yo paramos para observar todo el movimiento y hacer algunas fotos; los demás continuaron camino para tirarse en un prado, bajo otros parapentes que daban color al cielo azul




Tras el descanso y observar que nuestra rueda delantera estaba excesivamente gastada por los laterales de tanta curva (o tanto peso, vete tú a saber ), continuamos hacia el Col d´Agnes


Vicdessos, Tarascon-s-Ariège, N-20 hacia Ax-les-Thermes y D-613 hacia Belcaire, por el Col de Chioula y el Col des Sept Frères, habiendo cambiado de paisaje a tierras más secas y vegetación más mediterránea.

Al llegar al hotel de Belcaire descubrimos que era una auténtica decepción (Hotel Bayle, en Belcaire), viejo, sucio y descuidado -os aseguro que estoy siendo generosa, pero me ahorro los detalles escabrosos- y puedo aseguraros que todos los que estuvimos allí  hemos dormido en otras ocasiones en lugares mucho más cutres., pero al menos con dignidad. Decidimos quedarnos sólo aquella noche y al día siguiente buscar otro. Eso sí, hice fotos y envié una carta a la asociación de Logis de France quejándome de este hotel para que les pasasen una revisión y si es posible lo retirasen de su página; imagino que no habré sido la única en hacerlo, porque ya no pertenece a la cadena.
.......................................
10ª etapa: Belcaire-Ax les Thermes (168 km)
 
Esta etapa será corta y no hay fotos.
Nos levantamos para desayunar nada más abrir el comedor y salir pitando del hotel Bayle.

Habíamos quedado con OJ en la zona del Pirineo Leridano y en Ax-les-Thermes paramos a preguntar en el hotel que él había reservado para ese día; tenían habitaciones y allí dejamos las bolsas (el hotel era viejo y sencillo, pero limpio)

Lo del Pirineo Leridano sería un poco difícil, porque nuestra rueda estaba bastante mal y teníamos que parar en el concesionario de Andorra para cambiarla. Pese a insistir para que los demás continuasen excursión hacia Lérida y no hacernos ni puñetero caso (gracias chicos-as), dejamos las motos en el concesionario y nos dirigimos a Andorra en el autobús.

OJ se reunió con nosotros para comer y después se fue hacia el hotel para descansar tras su viaje desde Vigo. Allí nos quedamos los demás hasta media tarde. Lo siento, pero no hemos encontrado ningún encanto en esa parte de Andorra (a ninguno de los dos nos gusta ir de compras y es lo único que se puede hacer allí, que me corrijan si me equivoco).

Desde aquí dar las gracias a los chicos del concesionario por lo agradables que fueron, su eficacia y rapidez.

Ya con la rueda arreglada (se había gastado tan rápido y mal porque en el último cambio de rueda no la habían puesto reforzada) y con las pastillas de freno nuevas (al parecer desgastadas antes de tiempo debido a la rueda delantera inadecuada), volvimos hacia Ax-les-Thermes y antes de subir al Port d´Envalira observamos la niebla bajando a toda velocidad; una bonita imagen sí, pero nos vimos sumergidos de repente en un bosque de espesa y húmeda niebla que no dejaba ver a más de 4 metros. Gracias a la decisión de Eloy y a lo amables que son los franceses dejando paso a las motos, nos saltamos el tremendo atasco que se forma antes de la frontera

Llegada al hotel, ducha, cena de unas exquisitas crêpes en una calle contigua y paseo nocturno por esta villa termal. 
...........................................
11ª etapa: Ax les Thermes- Ax les Thermes (289 km)
 
Tras desayunar en la brasserie de la esquina, nos fuimos a una tienda a la que Iñigo le había echado el ojo por culpa de unos quesos "de escándalo" y un vino con "muy buena pinta" ; sólo nos quedaba comprar la baguette y arrancar.



Seguimos la N-20 hacia Bourg-Madame (hoy día, viendo el mapa detallado, no habríamos tomado ese camino), con bastante tráfico debido a la cercanía de Andorra y Puigcerdá. Después tomamos la N-116 hasta Villefranche de Conflent (muy buenas curvas, pero con obras y alguna retención). Esta población medieval está considerada una de las más bonitas de Francia, amurallada en su totalidad y comunicada con el Fort Libéria por una escalera subterránea de 734 escalones (considerado el subterráneo más largo de Europa). Información

 
Tras pasear por sus calles, volvimos a las motos para subir por la D-116 hacia la Abadía de St. Martin de Canigou, en el corazón del Macizo del Canigou, sobre un risco a 1.100 metros de altura. Las motos se dejan obligatoriamente en Casteils y la subida hay que hacerla a pié; hay dos posibilidades, o caminando alrededor de 35 minutos o llamando previamente para hacer el camino en 4x4, aunque me parece excesivo lo que cobran por esta última opción.
 


La primera parte de la subida es bastante dura, ya que tiene mucha pendiente y no hay sombras. A medio camino se vuelve más frondoso y hay una capilla rodeada de sombra; allí mismo sacamos los quesos y el vino para montar una tupperwaretreffen en condiciones


La subida continúa con mucha sombra y ya en la abadía se pueden hacer visitas guiadas, sentarse a tomar algún refresco o café de máquina o bien continuar subiendo unas cuantas horas.
Siguiendo unos metros el camino, después de un cartel que dice "Prohibido el paso, sendero muy peligroso", se puede disfrutar de estas vistas:

Qué gusto la bajada (aunque para los que padezcan de las rodillas no es muy recomendable).
Abadía St. Martin de Cuxa

El siguiente tramo de la excursión tenía varias posibilidades y decidimos darle una oportunidad al TomTom. Recomiendo perderse por estas carreteras, ya que tienen unas curvas excelentes (aunque en la que elegimos nosotros hubo varios tramos con mucha gravilla, tanto a los lados como en el centro de la carretera) y el paisaje es estupendo. 


Después de aquí nos desviamos de la N-116 hacia Sournia, Trilla, Ansignan (consumiciones muy baratas detrás de la iglesia y el ayuntamiento, en una especie de local municipal)

Una vez fresquitos por dentro , continuamos hacia St Arnac y Maury para al llegar al Col de Porteuil contemplar la llanura de St Paul y allá en lo alto el castillo cátaro de Quéribus
 

La idea era visitar tanto este como el castillo de Peyresourde y si llegaba el tiempo las Gorges de Galamus, pero se nos había hecho tarde y decidimos volver, por la D-117 (muy buena carretera, ancha y con varias rectas grandes) pasando por Puylaurens para dejar su castillo a la izquierda

Al llegar a Axat tomamos la D-118 y nos adentramos en las Gorges de St Georges que atraviesan el bosque de Gesse a lo largo del río Aude. Precioso camino hasta el cruce con la D-25. Ahí la carretera se estrechaba y empeoraba bastante. De día debe de ser preciosa, pero se nos había hecho de noche, empezaba a llover (además de haber tramos con niebla) y no sabíamos si llegado un momento se convertiría aquello en un camino de barro. Por suerte, no fue así.

Esa noche y como "apéritif" antes de la cena, pudimos degustar el "Hypocras", un vino medieval realizado con varias especies (gengibre, cardamomo, canela, pétalos de rosa, clavo) en vino dulce. Tras desaparecer totalmente después de la Edad Media, en 1982 se encontró la receta original y fue a partir de ahí que se empezó a fabricar de nuevo; se sirve muy frío y podréis ver que en las cartas de los restaurantes muchos de los platos llevan el "Hypocras" como ingrediente.

........................................

12ª etapa: Ax les Thermes- Ax les Thermes (266 km)
 
Nuevo desayuno en la brasserie (comprando los croissants en la boulangerie de al lado). Al lado del hotel había unas termas, veíamos a personas con su baguette debajo del brazo o con las bolsas de la compra parándose un rato para descansar los pies y nos daban un "pelín" de envidia. "-De esta noche no pasa", dijimos. 

Decidimos hacer ruta relajada, sin meternos por demasiados pedregales, con lo que nos dirigimos hacia la "Rivière Souterraine de Labouiche" a pocos km. de Foix (y precisamente, a meternos en los pedregales) Cuevas de Labouiche
 

No se pueden hacer fotos, es mejor hacer la visita a primera hora (abren a las 9:30, la que vende los billetes habla español perfectamente) y fue un paseo de más de una hora a lo largo de un río subterráneo muuuuy agradable. El barquero va dando explicaciones sobre la cueva (en francés), cuenta algunos chistes fáciles y debe tener unos brazos de acero, porque para mover las barcas lo hacen tirando de una cuerda. 


 

Después nos dirigimos a Mirepoix, con una plaza medieval preciosa (soportales s. XIII) y muy tranquila en la que comimos:


En uno de los soportales está la Casa de los Cónsules (siglo XV). Hacía de tribunal, de sala de consejo y prisión. En ella destaca la viga de madera de 12 metros de longitud y de más de 60 cm de grosor que sustenta el porche y las 104 esculturas talladas en madera.
 


El interior de la catedral (Monumento Nacional, el edificio religioso más amplio de Francia) es muy curioso


Y de aquí a Carcassonne por la D-626 dirección Limoux y D-118. Lo primero que hay que saber al llegar a Carcassonne es la dirección a seguir; lo más conocido es "La Cité" (la ciudad Medieval amurallada) y luego está el "Centre Ville", que está al otro lado del río, no tan espectacular pero que conserva su sabor medieval.

La Ciudad Medieval de Carcassonne, reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997, cuenta con 52 torres y 2 fortificaciones concéntricas que totalizan 3 kilómetros de murallas. 



Es sencillamente impresionante, pero tiene un problema: es uno de los monumentos más visitados de Francia, con lo que al menos en julio, agosto y septiembre está muy lleno de gente. Nosotros hemos estado siempre en agosto, pero tenemos amigos que han ido en junio y al parecer es mucho más tranquilo. Lo mejor es visitarlo a deshora (a partir de las 19:30 baja el número de gente porque se van a cenar y con la noche llega la tranquilidad).

Para dejar las motos hay justo frente a la entrada Norte (donde el tíovivo) una parada de autobús y escondida al lado, una esquina a la sombra.
 

Tras esta parada, vuelta al hotel por la D-118 hacia Couiza, Quillan y la D-613 carretera solitaria y muy agradable que nos llevaría a través de la Plateau de Sault a Belcaire, Col de Sept Frères, Col de Marmare, col de Chioula y a... las termas para descansar nuestros pies, antes de una estupenda cena de despedida en el restaurante Le Petit Montagnard, frente a la crepería que ya conocíamos Le Petit Montagnard
 

 ...............................................

13ª etapa: Ax-les-Thermes - El Burgo de Osma (642 km)
 
 


Llegaba la hora de comenzar la vuelta , no sin antes hacer la última foto en Ax-les-Thermes

Emprendimos camino hacia Puigcerdá y La Seu d´Urgell, donde paramos para tomar un café y admirar su catedral. La Seu es la ciudad más poblada del Pirineo catalán, centro de paso obligatorio para muchos viajeros en su camino hacia Andorra.

De aquí, continuamos hacia Sort por la N-260, estupenda carretera con mucho tráfico de motos (muy buenas curvas, bien peraltada, buen paisaje, pocos coches). En Sort habíamos pensado comprar algo de lotería en La Bruixa d´Or, ya que estábamos allí, pero con la calor que hacía no teníamos tanto antojo como para hacer cola al sol y continuamos viaje.

Desde Sort seguimos por la N-260 por la Noguera Pallaresa hacia La Pobla de Segur y Tremp. De allí nos dirigimos a Puente de Montañana por la C-1311, una carretera con buenas curvas, nada de tráfico, vistas espectaculares...

Al llegar a Puente de Montañana encontramos tres sitios para comer en la misma carretera de entrada y nos decidimos por uno que es panadería además de mesón... qué pan más rico!!.

De ahí continuamos hacia Huesca por la N-230 hacia Barbastro, divisando a lo lejos, sobre un promontorio, el pueblo de Roda de Isábena en el que habíamos estado unos días antes.

A Huesca fuimos porque la moto de Eloy tenía problemas con la pieza que sujeta el caballete y le hicieron una cura de urgencia (mientras el resto vaciábamos la máquina del agua, usábamos los baños, ocupábamos los sofás y disfrutábamos del aire acondicionado, pues era un día de bastante calor).

De ahí y visto que se nos había hecho algo tarde, decidimos coger autovía hacia Zaragoza y carretera nacional a Tarazona. Estos tramos fueron los más horribles del viaje, con camiones, camiones, camiones y camiones , teniendo en cuenta que habíamos estado 12 días rodando por carreteras casi desiertas, valles y montañas idílicos y paisajes de ensueño.

La llegada a El Burgo de Osma fue con la puesta de sol, tras haber atravesado unos km. antes entre preciosos campos de girasoles. De nuevo ducha corriendo y por fin sentados en una terraza para tomar un refresco y cenar algo.

El alojamiento fue en Hospedería El Fielato, en plena calle Mayor, un lugar tranquilo, muy recomendable para alojarse y el regalo de final de viaje: Hospedería El Fielato
.................................................
14ª etapa: El Burgo de Osma - El Burgo de Osma (40 km)
 
 

El día sin moto había llegado. Los km. justos para ir hacia el Cañón del Río Lobos y hacer caminata de un par de horas (con las explicaciones de Iñigo y Sonia sobre los buitres y demás pajarillos que nos encontrábamos por delante). Es un bonito lugar para caminar, ir en bici de montaña, disfrutar del silencio... dejando aparte el escándalo montado por una pareja de buitres en plena faena.

Para comer teníamos antojo de cochinillo y habíamos reservado mesa en el restaurante-asador "El Burgo", en la calle Mayor. Sólo os puedo decir que estaba B U E N I S I M O, el  mejor cochinillo que hemos probado. 




Bien llenos los estómagos, algunos se fueron a dormir la siesta, otros a tomar un café, otros a repasar el viaje... hasta media tarde en que salimos de nuestras guaridas y nos dedicamos a pasear el pueblo (bueno, un par de FJR´s prefirieron salir raudas y veloces para hacer curvas) Decir que El Burgo de Osma es un pueblo preciso, tranquilo y muy bien cuidado, justo lo necesario para relajarse antes de terminar el viaje. 



El día tocaba a su fin y el viaje también...


Una noche preciosa en El Burgo de Osma nos despedía hasta la próxima visita


.................................
15ª etapa: El Burgo de Osma - A Coruña (612 km)

La salida fue escalonada, ya que OJ tenía que llegar pronto a Vigo, Iñigo y Sonia tenían que estar para comer en Baiona... mientras que Eloy y Susana iban hacia el Balneario de Mondariz (Pontevedra) sin prisa y nosotros teníamos que disfrutar de un regalo, un par de entradas para la primera ópera de la temporada en A Coruña. Todo muy variado.

Como suponéis, todo autovía. OJ y Fendetestas se habían ido cada uno por su cuenta y nosotros continuábamos con Eloy y Susana. Parada en Villalón de Campos para el café y despedida antes de Benavente. Nuestra comida fue ligerita en Villafranca del Bierzo (observando la vida del Camino de Santiago).

De este día sólo hay una foto (no se puede negar que fue tomada en Castilla)

Al día siguiente volvimos a Domaio (Ría de Vigo), comida familiar y el primer amanecer en casa nos regalaba una preciosa imagen

FINAL DEL VIAJE 2008. 
..................................
Datos prácticos (referencia, nuestra moto, K1200LT):

Km. recorridos: 5.265
Horas en la moto: 79,30 aprox.
Media de horas/día subidos en la moto: 5 horas/día
Consumo medio: 5´9
Velocidad media: 66´4 km/h
Gastos de gasolina: 370 euros

Los datos de comida y hoteles no los pongo, ya que cada uno lo hace a su manera y varía mucho de unos viajes a otros, dependiendo de si es hotel, camping...

Encantados de haber compartido km. con Iñigo y Sonia, Eloy y Susana y Oscar.

¡¡Pero qué bien nos lo hemos pasado!! 

No hay comentarios: